El Lago Titicaca

De madrugada nos despertamos en el frío y seco Puno. Una ciudad a casi cuatro quilómetros por encima del nivel del mar y que nace en las orillas del majestuoso lago Titicaca, con una mayoría de población indígena. En este remoto altiplano andino subsiste todavía hoy, tras las invasiones incaicas y españolas, la legendaria cultura Aymara. En realidad, a parte del español, ambas lenguas aymara y quechua tienen presencia activa en la ciudad.

Aymara women at the Saturday's Market in Puno.

Aymara women at the Saturday’s Market in Puno.

Los sábados en Puno se organiza en la calle Simón Bolivar un abundante mercado con frutas, vegetales, especias, huevos, carnes y todo tipo de víveres llegados de las tierras bajas del país. Aprovecharíamos pues para cargar las mochilas y disponer así de provisiones para los próximos días. ¡Incluso nos zampamos un buen puñado de aceitunas riquísimas!

The floating isles of the Uru people.

The floating isles of the Uru people.

Durante nuestra estadía en Puno aprovechamos para hacerles una visita a las comunidades de las islas flotantes de los Urus, los hombres de las aguas. Se dice que los urus originarios fueron los primeros en poblar América, aunque hoy dicha línea genealógica se ha mezclado ya con quechuas y aymaras.

Crop terraces in the Sun Island, Bolivia.

Crop terraces in the Sun Island, Bolivia.

Se trata de un pueblo dedicado a la pesca y la caza de aves silvestres, aunque, a día de hoy, la principal fuente de ingresos de las comunidades de las islas flotantes del lago Titicaca proviene directamente del turismo.

Jordi leaning on the ancient walls of the Temple of Inti, Sun Island, Titicaca Lake.

Jordi leaning on the ancient walls of the Temple of Inti, Sun Island, Titicaca Lake.

Proseguimos nuestro viaje hacía el este y, tras cruzar la frontera boliviana, alcanzamos la famosa población de Copacabana, centro viajero. Tras cientos de quilómetros todavía no hemos dejado las orillas del enorme lago Titicaca. En Copacabana conocimos a gran cantidad de viajeros de México, España, Argentina y Chile. Y de allá partimos en barco hacia la famosa Isla del Sol.

Sun Island's old quey.

Sun Island’s old quey.

La Isla del Sol es un paraje único en el mundo. Mientras que sus paisajes parecen sacados del antiguo mediterráneo, las gentes que la pueblan tienen ese aspecto ancestral de la América profunda y el agua que la rodea es tan dulce como azul es su color. Cruzamos a pie la isla, de norte a sur, y visitamos las ruinas del Templo del dios Inti (Sol).

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s